Utilizando una técnica de detección remota llamada “radar de apertura sintética interferométrica”, (InSAR), que combina varias observaciones 3D de una región para revelar cambios a lo largo del tiempo, investigadores de la NASA y la Universidad de Rutgers descubrieron que la ciudad de Nueva York aumenta y se hunde a diferentes ritmos entre 2016 y 2023.

La situación se vuelve alarmante tras las imágenes que la semana pasada se volvieron virales de las inundaciones que sufrió la Gran Manzana tras las lluvias que azotaron la ciudad.

Según lo observado en el estudio, el área metropolitana de Nueva York se está hundiendo a una tasa media de alrededor de 1,6 milímetros por año. El estadio Arthur Ashe, una pista de aterrizaje en el aeropuerto LaGuardia y la Interestatal 78, se están hundiendo a un ritmo de más de 2 milímetros por año. 

Al escuchar probablemente sean medidas que no resulten alarmantes, no obstante, sumadas año con año, aumenta el riesgo de inundaciones en toda la ciudad. 

Según la NASA, gran parte de la ciudad de Nueva York se sienta en tierra que alguna fue ligeramente elevada debido a el hielo ahora está volviendo a bajar. Además, el creciente desarrollo inmobiliario de la ciudad también está jugando un papel importante; todo esto sumado a la crisis climática que ha empeorado y que ha aumentado las inundaciones debido al aumento del nivel del océano y las fuertes lluvias.

También Te Puede Gustar

Un político en India se sumerge en el agua para rezar en un templo submarino perdido 

Vestido con el tradicional traje naranja, Modi fue filmado el domingo sumergiéndose en las aguas de la playa de Panchkui.