Después de la polémica resultada por el beso que propició el de ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, a la jugadora Jenni Hermoso en la celebración del Mundial femenino en Sidney, al coronarse campeonas del mundo, este lunes, Álvaro Morata, primer capitán de la selección española, leyó un comunicado de la Roja en el que todos sus jugadores condenan los “comportamientos inaceptables” de Luis Rubiales, suspendido por FIFA.

“Queremos rechazar lo que consideramos unos comportamientos inaceptables por parte del señor Rubiales, que no ha estado a la altura de la institución que representa”, señaló Morata en relación a lo sucedido en la final del Mundial femenino que ganó España.

“Nos situamos de manera firme y clara del lado de los valores que representa el deporte. El fútbol español debe ser motor de respeto, inspiración, inclusión y diversidad, y debe dar ejemplo con sus conductas tanto dentro como fuera del campo”, añadió.

Tras censurar el comportamiento de Rubiales, los jugadores pidieron a los medios de comunicación que este tema no tenga más recorrido y se ponga el foco en los dos partidos claves de clasificación a la Eurocopa 2024, que encara España ante Georgia y Chipre.

También Te Puede Gustar

Un político en India se sumerge en el agua para rezar en un templo submarino perdido 

Vestido con el tradicional traje naranja, Modi fue filmado el domingo sumergiéndose en las aguas de la playa de Panchkui.