Getty Images

Una bacteria marina que ha sido genéticamente modificada por científicos de la Universidad Estatal del Norte de California promete descomponer el plástico (PET) en agua salada.

En la investigación se han utilizado dos microorganismo: el primero de ellos fue el conocido como Vibrio natriegens, que prospera en agua salada y destaca por reproducirse a gran velocidad. La segunda bacteria, llamada Ideonella sakaiensis, produce un tipo de enzimas que le permite descomponer PET y alimentarse con él.

Los avances derivados de este experimento  implican una  solución viable y económica para reducir la contaminación por microplásticos en el océano.

“Desde un punto de vista práctico, este es el primer organismo modificado genéticamente que conocemos que es capaz de descomponer los microplásticos PET en agua salada. Eso es importante porque no es económicamente viable eliminar los plásticos del océano”, ha dicho uno de los principales autores de la investigación, Tianyu Li.

El PET es un plástico utilizado, principalmente, como materia prima en la producción de productos textiles. Es uno de los desechos industriales que más contribuye a la contaminación de los océanos por microplásticos. Se estima que en las aguas marinas hay entre 5,000 y 50,000 millones de estos polímeros de tamaño milimétrico. Según proyecciones de Greenpeace, entre el 60 y 80% de los residuos marinos son plásticos. 

También Te Puede Gustar

Dylan Efron, el hermano de Zac Efron, visitó Antigua Guatemala en el día de San Valentín

El hermano del actor estadounidense, Zac Efron, sorprendió con su visita a Guatemala donde quedó conquistado por la arquitectura colonial de la Antigua.

Nicholas Hagen es el nuevo embajador de Under Armour Latinoamérica 

Nico será una de las figuras deportivas que representará a la marca a nivel latinoamericano.

La NASA nos regala una “rosa” cósmica para celebrar el Día del Cariño

La peculiar forma de una rosa es apreciada en una fotografía de una galaxia compartida por la NASA.

Así de increíble luce la Tierra vista desde la Estación Espacial Internacional

Las imágenes fueron compartidas por la Agencia Espacial Europea.