En febrero, el famoso streamer AuronPlay protagonizó, junto a su novia, una tremenda polémica que lo llevó a abandonar Twitch durante un tiempo y que, a día de hoy, parece aún estarle cobrando factura.

Todo surgió luego de que salieran a la luz algunos polémicos tweets donde AuronPlay y su novia arremetían con “humor negro” contra algunas personas. Esto los llevó a una de las “funas” más grandes en lo que va del año.

Y en cifras parece que el streamer español está sufriendo las consecuencias. En sus transmisiones ha perdido más de la mitad de los viewers que hasta ahora tenía.

AuronPlay: “Estuve arriba y ahora bajé”

Luego de la polémica de principios del 2023, el streamer decidió retirarse de las redes sociales durante algún tiempo, mientras todo se calmaba. Cuando volvió, lo hizo en grande.

Sus primeras transmisiones en Twitch, donde AuronPlay tiene más de 15 millones de seguidores, lo ubicaron como uno de los más vistos en el mundo: casi 100 mil personas estaban siguiendo sus transmisiones en vivo.

Pero, con el tiempo, todo ha cambiado y él lo sabe. “Yo estuve arriba y ahora bajé”, ha dicho el español. Sus últimas transmisiones logran, con dificultad, llegar a 40 mil personas. Menos de la mitad de sus viewers.

Eso sí, el streamer asegura sentirse “muy cómodo” con los números que maneja en la actualidad: “Si hay esta cantidad de gente es porque yo así lo quiero”, ha dicho. “Yo sé cómo tener 100 mil y sé cómo tener 40 mil”, asegura.

De momento, afirma el creador de contenido, se siente mejor así, con pocos seguidores a la expectativa de sus movimientos. “Quiero estar tranquilo con mi comunidad”, dice, y afirma que “arriba” todo era terrible. “Hay gente que me odia y ni sé por qué”, comenta.

Video: AuronPlay explica su situación

También Te Puede Gustar

Tras recuperación, liberan a león marino que fue encontrado en la costa de Guatemala 

Al momento de su liberación el león marino se encontraba recuperado y con buena salud.

Con un nocaut, Lester Martínez gana el Título WBC Latino Supermedio

Lester derribó al colombiano Rubén Angulo y se apoderó del título.