Ahorrar combustible es importante, sobre todo ahora que los precios parecen ir hacia el cielo. Este tip te ayudará a ahorrarte un buen dinero en gasolina.

Si, como muchos de nosotros, pasas horas en el tráfico. O haces viajes largos. Peor aún: haces viajes largos, en carreteras con mucho tráfico y bajo el terrible calor, seguro te ves obligado a utilizar el aire acondicionado.

Ahora que el combustible es cada vez más caro, un simple y sencillo truco con el aire acondicionado de tu carro te permitirá ahorrar dinero en gasolina. Y, claro, aquí te lo contamos.

Primero que nada, ¿cómo funciona el aire acondicionado de un vehículo?

El sistema de climatización del automóvil, o aire acondicionado, tiene la función de refrigerar o calentar el habitáculo, ya sea tomando el aire del exterior o del interior del vehículo.

Cuando el aire se toma del exterior, el sistema requiere un mayor esfuerzo para enfriarlo, en comparación con cuando se toma del interior del vehículo.

El ahorro de combustible que puede marcar la diferencia

En esta época del año, el sistema de refrigeración tiene un trabajo mucho más exigente. Al tomar el aire del interior, se filtra como si proviniera del exterior, pero se evita la entrada de polvo, contaminación, malos olores y, sobre todo, una temperatura más elevada.

Aquí viene el truco que puede generar un ahorro significativo de combustible. Todo lo que debes hacer es apretar un botón: el botón de recirculación del aire. Al activarlo, el sistema tomará el aire que ya se encuentra en el habitáculo, el cual tendrá una temperatura cada vez más baja.

Este es el ícono que representa al Botón de Recirculación en tu vehículo

Al recircular el aire interior, se reduce el esfuerzo del compresor y otros sistemas eléctricos relacionados. Esto se traduce en un menor consumo de energía y, por ende, en un ahorro de combustible.

¿Cómo funciona el botón de recirculación?

Cuando aprietas el botón de recirculación, el sistema de refrigeración trabaja con menos esfuerzo y, como resultado, requiere menos energía. Esto se traduce en un ahorro de combustible inmediato.

En un viaje largo, especialmente durante las horas centrales del día, cuando el aire exterior está más caliente, puedes ahorrar hasta un 20% de combustible. Por ejemplo, si tu coche consume en promedio 8 litros cada 100 kilómetros, al activar la recirculación podrías reducirlo a poco más de 6 litros para el mismo recorrido.

En entornos urbanos, donde el asfalto desprende calor y el consumo de combustible aumenta debido a las condiciones de conducción, el ahorro puede ser aún mayor.

Presionar el botón de recirculación en tu vehículo te permitirá ahorrar hasta 20% de combustible

En resumen, la recirculación del aire reduce la carga de trabajo del sistema de refrigeración y, por consiguiente, la cantidad de gasolina o diésel necesaria para su funcionamiento.

Aprovecha este sencillo truco y empieza a ahorrar combustible en tus viajes de verano. ¡Recuerda activar el botón de recirculación del aire y disfruta de un viaje fresco, confortable y económico!

Comparte esta información con todos tus amigos y familiares para que ellos también se beneficien de este truco y juntos ayudemos al medio ambiente y a nuestros bolsillos. ¡Buen viaje!

También Te Puede Gustar

¿Qué hacer en caso de detectar un incendio forestal? Estas son algunas recomendaciones

Acciones oportunas ayudan a controlar y sofocar el un incendio forestal en el menor tiempo posible.