Aditya-L1 Mission/Twitter

Después de una semana de haber aterrizado en la Luna, La India lanza este sábado su misión espacial destinada al estudio del Sol, un lanzamiento que supone un nuevo logro para el programa espacial del país.

La sonda Aditya-L1 estudiará las capas externas del Sol y se espera que esté en funcionamiento cinco años.

El despegue tuvo lugar a las 11.50 (hora local) desde el centro de Sriharikota en el estado suroriental de Andhra Pradesh, según se mostró en directo durante la cuenta atrás la Organización de Investigación Espacial de India (ISRO). La sonda orbitará durante dieciséis días la Tierra, que empleará para ganar progresivamente velocidad, antes de dirigirse hacia su destino final: el primer punto Lagrange (L1), un lugar entre el Sol y la Tierra separado por 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta.

La misión tardará unos cuatro meses en alcanzar ese punto, que apenas supone un 1 por ciento de la distancia que separa ambos cuerpos celestes, y que destaca por ser gravitacionalmente estable, ya que la atracción del Sol y la Tierra se encuentra en equilibrio facilitando la observación continuada de la estrella sin verse afectada por eclipses u ocultaciones.

También Te Puede Gustar

Un político en India se sumerge en el agua para rezar en un templo submarino perdido 

Vestido con el tradicional traje naranja, Modi fue filmado el domingo sumergiéndose en las aguas de la playa de Panchkui.