El clima cambiará esta semana en Guatemala: las temperaturas bajarán hasta los 2 grados por la llegada de un frente frío.

Parece que la Navidad llegará más fría que nunca a Guatemala. O eso es lo que afirma el pronóstico del clima, que esta semana traerá un frente frío intenso al país.

Las temperaturas, según ha indicado el Insivumeh, descenderán gracias al cuarto frente frío que se acerca a territorio guatemalteco, y que empezará a experimentarse a partir del jueves 23 de noviembre.

Temperaturas de hasta 2 grados en Guatemala

Una masa fría y de movimiento muy lento se está acercado a Guatemala, llegando proveniente de Yucatán. Se prevé que este ingrese el 23 de noviembre y se extienda hasta el 26 de este mismo mes.

Las temperaturas mínimas, detalla el Insivumeh, podrían alcanzar hasta los 2°C en algunos puntos de Guatemala, puntualmente en el occidente del país. Para el Altiplano Central, en horas de la noche y madrugada las temperaturas podrían descender hasta los 10°C.

A partir de hoy, lunes 20 de noviembre, también se espera que haya vientos nortes que podrían alcanzar los 35 km/h.

Otra condición climática se deriva del ingreso de humedad desde el Océano Pacífico a Guatemala, lo cual podría ocasionar lluvias dispersas en todo el país, sin que, de momento, se observe la formación de ningún ciclón tropical.

También Te Puede Gustar

Por esta razón se ocasionó el hundimiento en el tramo de la autopista Palín-Escuintla 

Actualmente, las autoridades se encuentran ya trabajando en las labores de reparación del tramo de la autopista afectado.

El devastador impacto de los incendios forestales en la selva maya de Guatemala 

El Parque Nacional Laguna del Tigre muestra ahora la devastación de los incendios forestales.

Educación suspende clases presenciales en 12 departamentos del país 

Además de la suspensión de clases en los 12 departamentos, el Ministerio de Educación informó se activa la Alerta Amarilla a nivel nacional.

Aeropuerto La Aurora opera con normalidad, dice la Dirección de Aeronáutica Civil 

La situación climática obligó a algunas aerolíneas a desviar sus vuelos el recién pasado domingo.